El recuerdo de un amigo



10 de Mayo de 2011
De: Familia Puig

Sr. Elvio Mendioroz, días pasados navegando por Internet y buscando alguna información sobre los Avro Lincoln en nuestra fuerza aérea me encontré con el blog sobre el B-019, no sabia que existía toda esa información sobre aquella lejana tragedia de la cual nuestro padre fue testigo, el era tripulante del B-013 en aquellos días, su puesto era el de radioperador.

Después de leer toda la información que encontré en el blog lo fui a ver a mi padre y le comente lo que había visto, el me pidió ver el blog y debo confesar que un poco me arrepentí, pues nunca había visto a mi padre emocionarse hasta las lagrimas cuando vio las fotos de los restos del B-019, las fotos de los tripulantes sobre todo las de la familia Marcuzzi, era su gran amigo.

Le pedimos junto con mi hermana (se inscribió en el blog, es Ana Graciela Puig) que escribiera una nota sobre como fueron aquellas jornadas. Nuestro padre con el rigor técnico que siempre lo caracterizo y con sus gloriosos 86 años apelo a toda su memoria, busco todas las fotos que tenia de aquellos días que creo son por si mismas un documento.

Lamentablemente no quedan muchos sobrevivientes de aquellas épocas de ahi nuestra idea de brindar un homenaje a aquellos hombres a través del escrito hecho por nuestro padre, para que se tenga un relato de como fueron aquellos dramáticos días, también mostrar el gran compañerismo que existía entre ellos y hacerles saber a los familiares de aquellos hombres que sus camaradas nunca los olvidaron.

PD. Nuestro padre, Don Juan Jose Puig, es de la promoción numero dos de la escuela de suboficiales, tiempo después ingreso en la EAM graduándose de Alférez con la promoción numero 19 en 1953, tuvo una brillante carrera en el escalafón técnico, se retiro con el grado de Comodoro en diciembre de 1983, toda su carrera se dedico a los sistemas de radio ayudas (BOR, ILS y RADARES).

Quisiéramos que las fotos y el escrito se publicaran en el blog, esta carta si usted desea publicarla también.

Saludamos a usted atentamente Juan Carlos Puig , Maria del Carmen Puig, Gustavo A. Puig y Ana G. Puig hijos de Juan Jose Puig


 

Escrito por Juan José Puig

    Uno de mis hijos es aficionado a Internet y me ha pedido que escriba algo sobre la desaparición del Avro Lincoln B019 hace 61 años, cuando yo me desempeñaba como tripulante operador de radio a bordo de esos aviones.

    Dios me ha concedido una larga existencia y siento raras sensaciones al escribir sobre hechos tan lejanos, sobre cosas y personas que ya no existen, pero lo intentaré.

    Al regresar de Inglaterra, cinco de los seis que realizamos la especialización en técnica de equipos de navegación y radares de a bordo (ver revista Aeroespacio Nº 534 de marzo/Abril del 2000), fuimos destinados a la V brigada Aérea con asiento en Villa Reynols, provincia de San Luís, dotada de aviones Lancaster y Lincoln, para desempeñarnos inicialmente al menos, como tripulantes radioperadores de a bordo.

    Cuatro de nosotros, Pietrobon, Marcuzzi , Andrada y yo, alquilamos 2 habitaciones con salida propia a la calle Ardiles, casi esquina Avenida Mitre en la ciudad de Villa Mercedes.

    En ese entonces el alojamiento para suboficiales en la Brigada era muy precario (La Siberia la llamaban).

    Pietrobon trajo su novia de Inglaterra previo “casamiento por poder” y nos abandono. Yo estuve un tiempo destinado en Buenos Aires, pero luego de unos meses hice una permuta y regresé.

    Como se suponía que en los meses de ausencia perdí práctica en la manipulación de los equipos de a bordo, me asignaron a la tripulación del Ten. Zarzuela que era el más moderno de los aviadores y volaba con el más antiguo cuando lo hacían 2 tripulaciones, el Capitán Mendioroz, cuyo tripulante radioperador era Marcuzzi. El último vuelo en estas condiciones lo realicé a fines de 1949, en una navegación nocturna para sobrevolar la ciudad de Rosario de Santa Fé.

    Al iniciarse el año 1950, pasé a formar parte de la tripulación del 1º Teniente Mulemberg, que cuando volaban 2 tripulaciones lo hacia con el 1º Teniente Niethar y los suyos.

    Así llegamos a marzo de 1950 cuando se planificó el gran vuelo al sur que se iniciaría el lunes 20 de ese mes, pero por meteorología mala en la ruta se postergó para el día martes 21 (día D1).

    Hasta donde responde mi memoria, participarían 4 Avro Lincoln, 2 partirían el D1, tripulados por 2 dotaciones, cada una de 5 hombres, más un fotógrafo en el B019, (Cada tripulación se integraba según el orden de su posición en la máquina: Piloto, Mecánico de vuelo, Navegador, Radioperador y Artillero).

    La tripulación que no estaba a cargo del vuelo, “los paquetes”, se ubicaban donde podían, generalmente se enriquecían de conocimientos y experiencia observando el trabajo de sus colegas.

    Al siguiente día, D2, partirían los otros 2 Lincoln igualmente tripulados, excepto que no había fotógrafo.

    Las etapas a cubrir eran: Reynold-Esquel, Esquel-Comodoro Rivadavia, Comodoro Rivadavia-Rio Gallegos, con pernocte en esta última localidad. En un mapa de mi viejo manual de redioperador que aún conservo, tengo trazadas esas etapas.

    El día D2, los Lincoln en Rio Gallegos cubrirían la etapa Rió Gallegos-Comodoro Rivadavia, sobrevolando previamente la Isla de los Estados, Ushuaia, Rió Grande, Rió Gallegos nuevamente y se encontrarían en Comodoro Rivadavia con los 2 Lincoln que partieron de Reynold ese día e hicieron las etapas prevista rumbo al sur. Allí estos últimos esperaron a los dos que vendrían del sur pero solo llegó uno al mando del 1º Ten Borderes. Andrada, su radioperador me contó que en la Isla de Tierra del Fuego los sorprendió una terrible tormenta y no salía o no podían sintonizar el radiofaro de Ushuaia. Casi colisionan con un avión de Aeroposta Argentina, empresa que volaba en ese entonces en la Patagonía. Ante esta situación su piloto decidió interrumpir los sobrevuelos y dirigirse a Comodoro Rivadavia.

    Esa noche (y la siguiente) todos pernoctamos en Comodoro en un Regimiento del Ejército.

    Al día siguiente, D3 (o D4). no puedo afirmar cuantos Lincoln, pero el mío, el B013 al menos, un día clarísimo voló un tiempo prolongado, tal vez cinco horas sobre la Isla de los Estados, el Fagnano, el Beagle, Ushuaia, Rio Grande, buscando el avión perdido, sin resultados positivos y finalmente aterrizamos en Río Gallegos, creo que en el Aeródromo de Aeroposta.

    Allí se radico la “Operación Búsqueda” y fui destinado junto con otro radioperador, cuyo nombre no recuerdo, a la jefatura que ejercía un ex aviador naval que había pasado a la Fuerza Aérea cuando esta se creó y con el tiempo ascendió a las máximas jerarquías.

    Participaron aviones DC3 y C47 que vinieron expresamente asignados. Cuando la búsqueda finalizó me regresaron a Buenos Aires en un C47 que transportaba un motor de esos aviones recambiado por fallas. Fueron dos larguísimas etapas: Gallegos-Trelew, Trelew-Palomar.

    No recuerdo como viajé de Palomar a Villa Mercedes, pero si recuerdo la primera noticia que recibí cuando llegué, fue mi pase a Buenos Aires para iniciar la actividad de Instructor en un curso técnico de radar.

    Antes de abandonar Villa Mercedes, llegaron una hermana y un tío de Marcuzzi para retirar sus pertenencias, especialmente el auto, un Morris10. que había comprado en Inglaterra. A mí me tocó juntar todo para entregarlo con el corazón quebrado por la tragedia.

    ACLARACIÓN: Los llamados radioperadores de avión hacían sus comunicaciones manipulando una transmisión radioeléctrica según puntos y rayas del código Morse, cambiaban frecuencias y sintonizaban trasmisores y receptores manualmente, también solían hacer radiogoniometría.

    Al introducirse las comunicaciones en frecuencias muy altas (VHF en inglés) con estaciones avanzadas (REAVA), posibilitarse en frecuencias altas (HF en inglés) la transmisión y recepción de la voz en una sola “banda lateral” (BLU) (SSB en inglés), desarrollarse equipos transmisores y receptores con cambios de frecuencia y sintonía automática y radiogoniómetros automáticos (ADF en inglés), se eliminó definitivamente la necesidad de un tripulante radioperador a bordo de aviones.

FIN

Esto fue escrito por nuestro padre en aquel momento, al dorso de la foto

B-013 en Comodoro Rivadavia 22 de Marzo de 1950

Juan José Puig (nuestro padre) y José Marcuzzi en Paris (Francia) año 1948

Fiesta de despedida del curso de especialización en Inglaterra. Marzo 1948. (Juan J. Puig y José E. Marcuzzi)


 

Anuncios

9 comentarios to “El recuerdo de un amigo”

  1. Rosanna Sartori Marcuzzi Says:

    Que emocionante leer esta carta!! Gracias Senor Juan Jose Puig y gracias Angel por haber creado este blog que permite estas oportunidades de saber un poco mas de los acontecimientos y de nuestros familiares.

  2. Elvio Mendioroz Says:

    Ciudad de Carmen de Patagones, día 11 de Mayo del año 2011

    Muy Estimado Señor Juan José Puig
    Buena Familia Puig

    Sinceramente, Don Juan José, no puedo definir la sensación de agradecimiento y emoción al recibir Vuestra correspondencia vinculada al Avro Lincoln B-019; sentimiento de gratitud que sin dudas es por igual correspondido por cada una de las otras diez familias de los aviadores que integraban la tripulación del avión.

    Por cierto que ha de haber sido una tormenta muy fuerte la que aquélla vez sorprendió a los nuestros. Aún hoy día sus cuerpos resisten su retorno.

    Pues bien Don Juan José y Familia Puig, reciban ustedes mi / nuestro mayor agradecimiento por la sensibilidad de vuestro contacto. Sépanse Ustedes entre nosotros, y les envío un Fraterno Saludo.
    Elvio Mendioroz (hijo del Capitán Bautista Mendioroz)

  3. estos son hombres que hicieron patria no los actuales ¡¡¡¡¡¡¡¡

  4. Salomón Rabinovich Says:

    Me conmovió hasta las lágrimas.
    Ex suboficial radio operador de la camada de Juan José.
    Salomón Rabinovich

  5. Santiago Marcuzzi Says:

    Entre la emoción que a uno le embarga cuando de este tema se trata y algunas ocupaciones, van pasando los días y dejo de escribir algunas lineas que quiero y debo hacerlo.

    No se sabe la profunda emoción que nos causo ver la aparición en este medio de la carta y comentarios de la familia Puig.

    Yo soy Santiago Marcuzzi, uno de los hermano menores de la larga familia de Jose Enrique Marcuzzi (al decir de Don Juan Puig su intimo amigo).

    Tengo 73 años y vivo en San Juan Con 3 hermanas mas.

    Haciendo referencia a la familia le diré que éramos 9 hermanos de los cuales quedamos 7 vivos. De familia longeva todos hemos pasado loa 70 pirulos. 4 vivimos en san juan, uno en Mendoza, una en Córdoba y otro en Villa Mercedes- San Luis.

    Nosotros conocíamos por boca de mi hermano los nombres de Puig, Andrada y Pietrobone, que por los comentarios suyos entiendo que así fuera ya que ,los unía una gran amistad.

    Hermosas y emotivas las fotos que mostró en estas paginas. Por demás emotivas fueron todas loas noticias que se sucedieron a raíz de la aparición de los restos del B019. Sorprendente también que en pocos días todos los familiares estuviéramos comunicados a través de Internet.

    En los momentos de tragedia, por lo menos nosotros, no estuvimos comunicados con ninguno de los familiares del resto de los tripulantes.

    Las comunicaciones eran difíciles y no nos conocíamos. Por eso hoy tenemos que agradecer a la tecnología que nos permitió establecer contactos y gracias a dios seguimos comunicados.

    Volviendo al tema que UD. trata en su escrito, leí con mucho atención los recuerdos con respecto al accidente . Si bien no influyen en las consecuencias, pero no enteramos por alguien que estuvo muy cerca, de los detalles. Para mencionar algún ejemplo habrá notado que en los comentarios por otros no implicados directamente se notan ahora algunas imperfecciones con respecto a cuantos aviones eran, el itinerario que realizaron etc,etc,.

    Con respecto a sus comentarios mi hermana mayor luisa que tiene 86 años, es la que fue a Mercedes a retirar las pertenencias de Jose. Lo hizo en compañía de mi padre y un amigo que era el único que sabia manejar para traer el “Morris” y algunas otras cosas. Ella se acuerda muy bien de este hecho como también de lo otros compañeros que compartían la casa y hasta del hecho de que Pietrobon se había casado con una inglesa.

    Quisiera informarle también que en Mercedes tengo otro hermano de 78 años que fue mecánico en la base, ya retirado por supuesto, cuyo destino se lo asignaron aproximadamente en la época del accidente.

    En estos momentos no anda muy bien de salud, vive con su esposa y sus dos hijas están bastante lejos.

    Se podría recordar muchos hechos de aquellos tiempos pero no vale la pena traer mas emociones.

    En nombre de mi familia quiero enviarle un fraternal abrazo y agradecerle su participación en estos comentarios y las hermosas palabras con que se refiere a mi hermano Jose.

    No se cuanto tiempo durara este episodio pero es de suponer que algún tiempo seguiremos en contacto.

    Por las dudas mi dirección es santimarcuzzi@live.com.ar

    A parte nuevamente gracias y que Dios bendiga a toda su familia.

    Fraternalmente

    Santiago Marcuzzi

  6. SOY NACIDO EN VIEDMA RIO NEGRO, Y AMIGO DE JUAN. BAUTISTA MENDIOROZ, FUE UNA GRAN EMOCION, ENTERARME DEL DESCUBRIENTO DE LOS RESTOS DEL ACCIDENTE, EN EPOCAS DE VACACIONES MENDIOROZ VOLVIA A VIEDMA EN SU EPOCA DE CADETE, YA QUE PERTENECIA A UNA FAMILIA TRAICIONAL DE LA CIUDAD, Y COMPARTIA CON AMIGOS MOMENTOS QUE PARA MI SON INOLVIDA BLES. DESDE EL ACIDENTE SIEMPRE FUEPARA MI UN SENTIMIENTO DE DOLOR POR LA PERDIDA DEL AMIGO Y SU TRIPULACION. NO SE PENSABA QUE EL AVION ESTABA EN LA PROFUNDIDAD DEL OCEANO, SE TERMINO EL MISTERIO PERO QUEDA EL RECUERDO DEL AMIGO DE MI JUVENTUD. QUE DIOS LO TENGA EN SU SENO EN COMPAÑIA DE TODA LA TRIPULACION.

  7. Ing Leandro Caballini Says:

    Les mando estas lineas a los amigos y familiares del avionLincoln B-019, en su momento le entregue al señor Elvio Mendioroz una chapa ientifiatoria del avion, que la obtuve de todo lo que trajo en su momento de reconocer el S.M. (F) Juan Carlos Calderón, en el año 1983, que la guarde con mucho cariño esperando algun dia encontrar a un familiar sin conocer a nadie durante estos años, ayer 5-jun-2012, me trajo el S.M Aguilera, compañero y amigo de Calderón, sabiendo que estaba en el tema me trajo una chapa ientificatoria del motor del Avion Rolls Royce Merlin, está en ella el nro de serie del motor, tambien era de la caja que trajeron en esa oportunidad 1983, le voy a escribir a Elvio Mendioroz para que la vengan a buscar creo que Uds deben poseer esto que es parte de la Historia, a algunos de nuestro Pais no les interesa, pero en realidad es parte de nuestra historia y se merece su reconocimiento, yo soy tambien parte de eso (mi padre murio e un accidente por eso creo que debe ser asi) desde ya muchas gracias estoy al servicio para lo que necesiten Leandro..mi mail es nenino_c@yahoo.com.ar

    El motor Merlin es el mismo que llevaba el Spitfire, creo de 1750 HP en “V” con compresor refrigerado por liquido (dos lineas de 6), uno de los pocos que no se utilizo el aire como refrigerante, se encuentra en el colegio Jorge Newbery de Haedo, fui alumno en su momento y por mas de veinte años profesor e la materia motores en la U,T,N FRH,

    • Soy Marcelo Javier Calderon, hijo del Suboficial Mayor Juan Carlos Calderon. Mi padre fue uno de los bravos tripulantes de los Avro Lincoln e integró la comisión de búsqueda y rescate de los restos del B 019 en 1983. Recuerdo muy bien el entusiasmo que él tenía en la preparación para ir hasta el lugar. Tengo claramente en la memoria un video (que debe estar en algún archivo de la FAA) en que mi padre describe las partes que encontraron del avión. Unas chapas con escrituras en inglés, unos retazos de tela de las cubiertas interiores de la aeronave y algunas otras cosas más.
      Tuve la suerte de cruzar algunas palabras con el Sr. Mendioroz sobre esto. Mi padre ha fallecido en 2008, pero siempre tuvo muy presente este episodio de 1950, y nosotros los descendientes de Juan Carlos nos llenamos de orgullo de la riesgosa y única expedición de la Fuerza Aérea en que él participara entre los hielos de la Isla de Tierra del Fuego. Mis respetuosos saludos a todos los familiares de las víctimas del B 019.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s