Archivo para abril, 2015

Reseña Histórica 1950 – 2015

Posted in Uncategorized on Domingo 19 de abril 2015 by avrolincolnb019

(por Elvio Mendioroz)

COMISION DE FAMILIARES POR LA IDENTIDAD DE LOS TRIPULANTES DEL AVIÓN DE LA FUERZA AÉREA ARGENTINA – AVRO LINCOLN B-019

República Argentina – Día Domingo 05 de Abril del año 2015

Aeronave de la Fuerza Aérea Argentina – AVRO LINCOLN B-019

Reseña Histórica – Años 1950 / 2015

El día 22 de Marzo del año 1950, una escuadrilla de tres aviones AVRO LINCOLN de la Fuerza Aérea Argentina despegaron desde Río Gallegos con destino a Usuhaia, con la misión de realizar un primer vuelo de reconocimiento al lugar. En un momento del operativo dos de los aviones regresaron a Río Gallegos, mientras que el tercer avión, el FAA AVRO LINCOLN B-019, desapareció en vuelo junto con sus once tripulantes.

El día Jueves 16 de Mayo del año 1952, el entonces Señor Presidente de la Nación Argentina Teniente General Juan Domingo Perón, promulgó a través del Decreto 9.796 el fallecimiento “en y por actos de servicio” de la tripulación del avión.

Capitán Bautista Faustino Mendioroz – Primer Teniente Raúl Juan Zarzuela – Tenientes Emilio Barrios; Marcos Carlos Modolo – Suboficiales Auxiliares José Enrique Marcuzzi; José Antonio Bianchi – Sargentos Adrián Enrique Heynen; Adelmo Carmen Amoroso; Hector Oscar Ibañez – Cabos Mayores Federico Nicolás Pacheco; Humberto Francisco Losardo.

El día 22 de Marzo del año 1983, treinta y tres años después de desaparecido el avión, un grupo de montañistas de la Universidad de Magallanes de la República de Chile, encontró partes del avión FAA AVRO LINCOLN B-019, esparcidas e incrustadas entre las grietas del Glaciar Roncagli en la Cordillera Darwin, Territorio Chileno de Tierra del Fuego. En dicha expedición no se encontraron restos humanos.

Dicho hallazgo fue de inmediato constatado por una misión conjunta de las Fuerzas Armadas de las Repúblicas de Chile y Argentina. En el año 2010, y cuando ya fuera constituida la Comisión de Familiares por la Identidad de los Tripulantes del Avión AVRO LINCOLN B-019, personal de la Fuerza Aérea Argentina le entregó a la Comisión de Familiares una plaqueta de identificación del avión, la cual fuera extraída en dicha expedición del año 1983. (Actualmente, dicha plaqueta se encuentra aplicada a una Cruz de Homenaje a los aviadores aún desaparecidos, cedida por la Comisión de Familiares e instalada en la V Brigada Aérea de Villa Reynolds, en la Provincia de San Luis).

El día 16 de Marzo del año 2009, un grupo de turistas australianos acompañados por ciudadanos chilenos acceden por mar hasta la morrena del Glaciar Roncagli, donde como consecuencia del derretimiento del glaciar dado el calentamiento global, encuentran partes del avión FAA AVRO LINCOLN B-019 accidentado en 1950, junto también con restos óseos.

El encuentro de restos óseos dio pié a los ciudadanos chilenos para efectuar la denuncia correspondiente ante la Fiscalía de Aviación de Punta Arenas en Chile, y a la vez que se pusieron en contacto con familiares de los tripulantes del avión a quienes, con la mayor discreción, le informaron sobre el encuentro de restos óseos, y les enviaron fotografías documentales de los mismos.

De inmediato la Fiscalía de Aviación de Chile se trasladó al lugar del accidente, donde encontraron y reconocieron los restos del avión ya caratulado en 1983, y recogió los restos óseos denunciados a fin de investigar su procedencia.

El encuentro de restos óseos junto al avión dio pié a la conformación de la “Comisión de Familiares por la Localización y Repatriación de los Restos de los Tripulantes del Avión de la Fuerza Aérea Argentina AVRO LINCOLN – B 019”

El día 1 de Abril del año 2009, dicha Comisión de Familiares manifiesta su propósito de localizar y repatriar los restos de los tripulantes ante la Presidenta de la República Argentina, Dra. Cristina Fernández de Kirchner y ante la entonces Presidenta de la República de Chile, Dra. Michelle Bachelet Jeria.

Son anoticiados también sobre la conformación de la Comisión de Familiares y sus objetivos, los entonces Ministro de Relaciones Exteriores, Canciller Jorge Taiana; la Ministra de Defensa, Dra. Nilda Garré, y el Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea Argentina, Brigadier General Normando Costantino

El día 21 de Abril del año 2009 la Comisión de Familiares recibe una notificación de la Presidencia de Chile, donde nos informan que nuestra solicitud del día1 de Abril había sido trasladada al Gabinete del Ministerio de Defensa de dicho país.

El día 7 de Mayo fuimos notificados por el Secretario General de la Fuerza Aérea Argentina, Brigadier Jorge Mario Reta, informándonos que se habían puesto en contacto con la Fuerza Aérea de Chile, para trabajar en forma combinada el tema en tratamiento.

El día 18 de Mayo la Comisión de Familiares recibió una notificación del Secretario General de la Fuerza Aérea de Chile, General de Brigada Aérea (A) Carlos Pabst García, quien nos informa su contacto con el Brigadier Jorge M. Reta, nos confirma el hallazgo de restos óseos junto a las partes del AVRO LINCOLN B-019; y nos comenta que debido a la característica geográfica y ambiental del lugar del accidente, el mismo es accesible solo en el verano, dado que luego el lugar es cubierto por la nieve.

El día 23 de Mayo la Comisión de familiares se dirige al Ministerio de Defensa, la Cancillería y al Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea Argentina, comentándoles diversas inquietudes vinculadas con familiares aún no contactados; nuestra disposición de realizar nuestros respectivos ADN para ubicar la procedencia de los restos óseos encontrados; el aval al tratamiento del tema en una reunión a concretar entre Argentina y Chile; y la necesidad de realizar un primer e inmediato relevamiento del sitio del accidente, a partir del cual se defina la situación geográfica del lugar con relación al glaciar y la morrena donde fue hallado el avión; la probable localización de nuevos restos óseos de los tripulantes; y pusimos especial atención en el hecho de que por intermedio de internet, comprobamos que ya se había hecho pública la posición exacta del avión, y que no podíamos dejar expuestos dichos restos a la desaprensión de otras personas que pudieran llegar antes hasta allí. La notificación y consentimiento de esta solicitud, nos fue confirmada por el Brigadier Jorge Reta, en carta del día 8 de Junio del 2009.

El día 1 de Julio del año 2009, la Comisión de Familiares recibió una notificación de la Directora de Países Limítrofes del Ministerio de Relaciones Exteriores, Ministra Marta Insausti de Aguirre, quien nos informa que la Dirección a su cargo está realizando gestiones mediante la Embajada de Argentina en Chile, analizando junto con la Fuerza Aérea de Chile la mejor oportunidad para realizar una operación a la zona del accidente, y que la realización de dicha expedición será tratada en la próxima reunión entre los titulares de los Ministerios de Relaciones Exteriores y Defensa de la Argentina y Chile.

A partir de la fecha antedicha, nuestra Comisión de Familiares procuró contactarse con diversas autoridades argentinas y chilenas, sin recibir notificación alguna sobre la realización de una nueva expedición al sitio del accidente, ni tampoco sobre el resultado de la investigación de los restos óseos que fueron encontrados junto al avión siniestrado.

Transcurrido un año sin novedades, el día 10 de Abril del año 2010 la Comisión de Familiares se dirige respectivamente a la Presidenta de Argentina Dra. Cristina Fernández de Kirchner, y el ahora Presidente de Chile, Señor Sebastián Piñera Echenique, a fin de solicitarles el pronto trámite vinculado con la localización y repatriación de los restos de los tripulantes del avión FAA AVRO LINCOLN B-019.

El día 4 de Mayo del 2010, desde la Presidencia de Argentina nos responden que el trámite solicitado el día 10 de Abril fue derivado al Ministerio de Relaciones Exteriores. Desde la Presidencia de Chile nos vuelven a informar que el trámite es llevado adelante por el Gabinete del Ministerio de Defensa.

Durante todo el transcurso del año 2010 la Comisión de Familiares mantuvo una permanente correspondencia con autoridades de la República Argentina a fin de obtener alguna información, sin obtener respuesta alguna.

El día 1 de Febrero del año 2011 nuestra Comisión volvió a dirigirse a los Presidentes de Argentina y Chile a fin de “rogarles encarecidamente” para que los trámites vinculados con la localización y repatriación de nuestros familiares sean prontamente llevados adelante.

El día 16 de Febrero del año 2011, el Ministerio de Defensa de Argentina le informó a la Comisión de Familiares, que el Ministerio de Defensa de Chile les había anunciado que los restos óseos encontrados no pertenecían a la tripulación del avión FAA AVRO LINCOLN B-019.

En efecto, el Lic. Alfredo W. Forti, Secretario de Estrategia y Asuntos Militares del Ministerio de Defensa nos informó que, a través del Agregado de Defensa en Chile, el Ministerio de Defensa de dicho país informó que de acuerdo a las investigaciones realizadas, se había podido establecer que los restos óseos encontrados junto al avión accidentado son de naturaleza humana, pero cuya data corresponde a un período muy anterior al siniestro, siendo la fecha de éstos entre los años 1670 y 1800.

Ante tal desconcertante noticia, de inmediato nuestra Comisión de Familiares volvió a enviar una correspondencia a la Presidenta de la Nación Argentina y al Presidente de la República de Chile, a fin de solicitarles el reinicio del curso de investigación a fin de localizar y repatriar los restos de nuestros familiares accidentados en Chile, obviamente ubicados en el sitio del accidente.
El día 8 de Marzo del 2011 fuimos notificados por la Secretaría de la Presidencia de Chile que nuestro pedido había sido derivado a su respectivo Ministerio de Defensa. El día 15 de Marzo la Secretaría de Presidencia de Argentina nos informó que nuestro trámite había sido derivado respectivamente al Ministerio de Defensa y al Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina.

El día 28 de Abril del año 2011, nuestra Comisión de Familiares recibió una notificación de la Dirección General de Asuntos Consulares, Dirección de Argentinos en el Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores, quien textualmente nos dice que “se informa la imposibilidad que este Ministerio se haga cargo de gastos de repatrio de restos de argentinos fallecidos, ya que los fondos con los que cuenta esta Dirección son de aplicación exclusiva para la atención de nacionales vivos que atraviesen situaciones graves en estado de probada indigencia”. Una nota que por su absurdo demostraba la desinformación e incompetencia Oficial en abordar con eficacia el tema en tratamiento. ¿Cómo repatriar restos de argentinos aún desaparecidos?

– Al persistir la desinformación, el día 1 de Noviembre del año 2011, nuestra Comisión de Familiares se dirigió nuevamente por correspondencia a la Señora Presidenta de la Nación a fin de solicitarle pueda dirigirse al Señor Presidente de Chile, con el propósito de canalizar la pronta continuidad de la búsqueda de los restos de los tripulantes del avión de la Fuerza Aérea Argentina.

En el mismo período de tiempo, la Comisión de Familiares acordó en reunión realizada en la Ciudad de Córdoba, que los primeros restos óseos que pudieran ser localizados en el sitio del accidente, y tras ser judicialmente investigados y corroborada su antigüedad como procedentes de los tripulantes del avión por el Poder Judicial de Chile, los mismos serían repatriados a nuestro país por intermedio del Ministerio de Defensa de la República Argentina, para ser depositados en una urna fúnebre a ser instalada en la Bóveda de Suboficiales de la Fuerza Aérea Argentina del Cementerio de Villa Mercedes en la Provincia de San Luis, acordando a la vez que tales restos humanos habrían de representar a los once tripulantes del FAA AVRO LINCOLN B-019 accidentado en el territorio Chileno de Tierra del Fuego, sin que fuera necesario investigar su ADN a fin de reconocer a cuál de los aviadores pertenecía –

El día 27 de Diciembre del año 2011, recibimos una nueva correspondencia del Lic. Alfrdo Forti del Ministerio de Defensa, quien con relación a la solicitud del día 1 de Noviembre que le efectuáramos a la Presidenta de la Nación, nos informó que atento a que la operación de búsqueda debe realizarse en territorio chileno, esa cartera le efectuó la comunicación correspondiente al Secretario de Relaciones Exteriores del Ministerio de Relaciones Exteriores, Embajador Eduardo Antonio Zuain.

El día 22 de Marzo del año 2012, transcurrido un nuevo verano sin poder acceder al glaciar, y ya consternados por la falta de novedades, volvió a reunirse nuestra Comisión de Familiares, donde acordamos modificar por el momento nuestro propósito de localizar y repatriar los restos de nuestros familiares, para concentrarnos en la realización de una Ceremonia de Despedida en el mismo sitio del accidente, procurando encontrar sus restos diseminados en la morrena del Glaciar Roncagli, y brindarles allí Cristiana Sepultura. En la misma reunión acordamos también en modificar la carátula de nuestra Comisión, por la de “Comisión de Familiares por la Identidad de los Tripulantes del Avión FAA AVRO LINCOLN – B-019

Ambas determinaciones fueron tratadas en una reunión propuesta por la Comisión de Familiares y realizada en Cancillería, en la cual participaron por el Ministerio de Defensa el Sr. Daniel Rodríguez; por Cancillería el Ministro Gustavo Anchil; y por la Fuerza Aérea Argentina el entonces Vicecomodoro Jorge Pagone.

En dicha reunión propusimos la realización de la referida Ceremonia de Despedida en el mismo sitio del accidente del avión, para lo cual y por tratarse de un homenaje a los tripulantes de una aeronave de la Fuerza Aérea Argentina fallecidos “en y por actos de servicio”, y atentos a la distante e inaccesible posición geográfica del sitio del accidente en el Territorio Chileno de Tierra del Fuego, les pedimos su intermediación con el Gobierno de República de Chile, a fin de solicitarle a dicho Gobierno que pudiera transportar a un grupo de familiares hasta la morrena del Glaciar Roncagli, sitio donde habríamos de homenajear y despedir a nuestros familiares. Esta propuesta fue bien recibida y acordada de promover por los funcionarios argentinos –

El día 8 de Abril del año 2012, la Comisión de Familiares fue contactada por ciudadanos chilenos que trabajan en el ámbito de los Canales Fueguinos de Tierra del Fuego, quienes nos comentaron que habían avistado partes del avión accidentado, y que junto con una nueva plaqueta de identificación del avión, también encontraron restos óseos sitos en derredor de la morrena del glaciar Roncagli.

Ante tal novedad, un grupo de la Comisión de Familiares se dirigió hasta la Ciudad de Porvenir en el territorio chileno de Tierra del Fuego, lugar donde contactaron a diversas personas que habían encontrado el avión en el morrena del Glaciar Roncagli, junto también con restos óseos, y a la vez que nos entregaron una plaqueta de identificación del avión, similar a la recuperada en el año 1983. (Hoy dicha plaqueta se encuentra aplicada a una urna vacía que el día 22 de Marzo del 2015 la Comisión de Familiares le entregara a la Fuerza Aérea Argentina, en símbolo por la recuperación de los restos de los aviadores aún desaparecidos en el Glaciar Roncagli).

El día 24 de Octubre del año 2012 recibimos una notificación del Ministro Gustavo Anchil, Director de Seguridad Internacional, Asuntos Nucleares y Espaciales del Ministerio de Relaciones Exteriores, quien con relación a nuestra propuesta de realizar un Homenaje Simbólico a las víctimas del accidente de la aeronave AVRO LINCOLN B-019 de la Fuerza Aérea Argentina en el mismo sitio donde fuera hallado el avión, nos informó que tal solicitud se estaba transmitiendo formalmente al Ministerio de Defensa, atento a que esa cartera es la responsable primaria, dado que las víctimas del referido accidente eran personal de la Fuerza Aérea Argentina.

El día 2 de Noviembre del año 2012, la Comisión de Familiares le dirigió una carta a la
Señora Presidenta de la Nación Argentina, (con copia al los Ministerios de Defensa y Relaciones Exteriores), solicitándole pueda definirnos ante quien debíamos continuar nuestra gestión de realizar una Ceremonia de Despedida a nuestros familiares fallecidos en Chile, esto atento a que la cartera de Defensa nos informa que “atento a que la operación de búsqueda debe realizarse en territorio chileno, esa cartera efectuó la comunicación correspondiente al Ministerio de Relaciones Exteriores”; y desde el Ministerio de Relaciones Exteriores nos informan que “el Ministerio de Defensa es responsable primario, dado que las víctimas del referido accidente eran personal de esa cartera”.

El día 23 de Noviembre del año 2012 fuimos notificados por Presidencia de la Nación, quien nos informo que con relación a la carta enviada a la Señora Presidenta el día 2 de Noviembre, la misma había sido derivada al Ministerio de Defensa.

El día 25 de Enero del año 2013, la Comisión de Familiares recibió una notificación del Ministro Héctor G. Fassi de la Dirección de Seguridad Internacional, Asuntos Nucleares y Espaciales del Ministerio de Relaciones Exteriores, quien nos informó que mediante las gestiones realizadas ante la Embajada de la República de Chile en Argentina, habían recibido de esa Representación una nota de respuesta que “destaca la predisposición de las autoridades chilenas, en la colaboración a fin de realizar un Homenaje Simbólico a los tripulantes de la aeronave AVRO LINCOLN B-019, accidentado en el Territorio Chileno de Tierra del Fuego”.

En la misma correspondencia, nos informan que desde la Embajada de Chile comentan que la idea es preparar esa actividad con el tiempo suficiente, y llevarla a cabo durante el verano del año 2014, entre los meses de Enero y Febrero. Por la parte Argentina se encargarían de nuestro transporte desde Buenos Aires hasta Punta Arenas, mientras que el Gobierno de Chile se ocuparía de trasladarnos hasta el sitio del accidente del avión en el Glaciar Roncagli en Tierra del Fuego; solicitándonos remitir a través de la Cancillería Argentina, un listado de los familiares que formarían parte de esa expedición y el acto conmemorativo.

Ante tan grata y esperada noticia, el día 4 de Febrero la Comisión de Familiares le envió al Ministro Hector G. Fassi un listado de los once familiares a transportar hasta el sitio del accidente del avión; junto con la solicitud de incorporar cuatro cadetes de las Escuelas de Oficiales y Suboficiales de la Fuerza Aérea para colaborar en el transporte e instalación de una Cruz de Ceremonia, y el acompañamiento de un Capellán a fin de brindarle Cristiana Sepultura a los nuestros.

Transcurrido el tiempo y preocupados por la falta de novedades, el día 23 de Septiembre del año 2013 la Comisión de Familiares le envío una nueva correspondencia al Ministro Héctor G. Fassi de Cancillería, sincerando nuestra preocupación por la falta de novedades al respecto de nuestro transporte al sitio del accidente en Chile, gestión que fuera comprometida de concretar por esa Cartera a principios de año.

A partir del día 2 de Diciembre del año 2013 nuestra Comisión procuró en variadas ocasiones contactarse en forma personal o telefónicamente con el Ministro Héctor Fassi a fin de precisar alguna información sobre la fecha de nuestro transporte a Chile, sin obtener respuesta alguna.

El día 21 de Enero del año 2014 reiteramos por carta a la Dirección de Seguridad Internacional de Asuntos Espaciales y Nucleares del Ministerio de Relaciones Exteriores, señor Ministro Héctor Fassi, solicitándole nos confirme la fecha para nuestro transporte a Chile, y manifestándole nuestra preocupación por la prontitud en atender nuestro pedido, esto atento a que el propio Gobierno de Chile había manifestado que nuestro transporte al glaciar debía de realizarse entre los meses de Enero y Febrero del año 2014, atento a que después el sector del accidente se cubre de nieve.

Una copia de esta misma correspondencia a Cancillería le fue enviada al Secretario de la Fuerza Aérea Argentina, Brigadier Alfredo Amaral, con quien ya habíamos mantenido una comunicación telefónica manifestándole nuestra preocupación por la desaprensiva falta de atención de la Fuerza Aérea Argentina, a nuestra intención de realizarle una Ceremonia de Despedida a sus propios camaradas de Aeronáutica fallecidos en Chile.

Finalmente, y tras reiterar permanentemente nuestros llamados telefónicos a Cancillería, el día Miércoles 5 de Febrero el Ministro Héctor G. Fassi respondió a nuestro llamado telefónico, para informarnos que los trámites vinculados con el desarrollo de nuestro Homenaje de Despedida en Chile son responsabilidad del Ministerio de Defensa, y que inclusive él mismo procuraba contactarse telefónicamente con esa Cartera para tratar el tema en cuestión, sin obtener respuesta alguna –

El día 6 de Febrero del año 2014 la Comisión de Familiares se dirigió telefónicamente y por carta al Señor Ministro de Defensa Dr. Agustín Rossi, a fin de solicitarle una pronta entrevista a fin de relatarle las vicisitudes relacionadas con la Ceremonia de Despedida a los tripulantes del avión de la Fuerza Aérea accidentado en Chile, sin obtener siquiera una respuesta telefónica a nuestra solicitud.

El día 22 de Marzo del año 2014 la Comisión de Familiares anunció lo siguiente:

“Al cumplirse hoy día 22 de Marzo del año 2014 ya sesenta y cuatro años de la desaparición del avión FAA AVRO LINCOLN B-019, y tras cinco años de saberlo accidentado y accesible de arribar en la morrena del Glaciar Roncagli Eu en el Territorio Chileno de Tierra del Fuego, sucede que quienes somos los familiares de sus tripulantes, en ningún momento hemos podido acceder hasta ese distante, ríspido y no menos especial lugar donde se encuentran los nuestros, para con el fin de localizarlos, velarlos y brindarles Cristiana Sepultura.”

El mismo día 22 de Marzo del año 2014, y tal como ya lo hubiera hecho el día 1 de Abril del año 2009, la “Comisión de Familiares por la Identidad de los Tripulantes del Avión FAA AVRO LIBNCOLN B-019” volvió a dirigirse por correspondencia a la Señora Presidenta de la República de Chile, Dra. Michelle Bachelet Jeria, a fin de solicitarle quiera tener a bien sostener la propuesta que tan gentilmente nos hiciera el anterior Gobierno de Chile a través de su Presidente Señor Sebastián Piñera Echenique, quien ofreció transportarnos hasta el Glaciar Roncagli Eu, sitio donde pudiéramos realizar nuestra Ceremonia de Despedida a nuestros familiares.

El mismo día 22 de Marzo del año 2014, nuestra Comisión de Familiares le envió una nueva correspondencia a la Señora Presidenta de la Nación Argentina, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, solicitándole la efectiva canalización de los trámites a fin de lograr nuestro transporte a través del Gobierno de Chile y hasta la morrena del Glaciar Roncagli en el Territorio Chileno de Tierra del Fuego, sitio donde podamos por fin localizar, velar y brindarle Cristiana Sepultura a nuestros familiares, tripulantes de la aeronave de la Fuerza Aérea Argentina AVRO LINCOLN B-019, fallecidos sesenta y cuatro años atrás, “en y por actos de servicio”, a la República Argentina.

El día 1 de Abril del año 2014 recibimos una correspondencia de la Directora de Documentación Presidencial de la Presidencia de la Nación Argentina Sra. Mariana Larroque, informando que los trámites vinculados con el avión FAA AVRO LINCOLN B-019 habían sido delegados al Ministerio de Defensa de nuestro país.

El día 22 de Abril del año 2014, la Comisión de Familiares recibió una carta del Jefe de Gabinete del Ministerio de Defensa Agrim. Sergio A. Rossi, quien con relación a nuestra solicitud para nuestro traslado al Glaciar Roncagli donde realizar las correspondientes honras fúnebres a nuestros familiares, nos transmitió el informe que al respecto le había dado el Señor Secretario General de la Fuerza Aérea Argentino Brigadier Alfredo Horacio Amaral, quien le comunica que “los medios aptos para realizar el traslado solicitado se encuentran afectados a la Campaña Antártica, no obstante, sería posible realizar un traslado de los familiares por avión hasta Punta Arenas o el aeropuerto que se coordine con la República de Chile para facilitar el apoyo ofrecido por esta, hacia el lugar del accidente”. En la misma correspondencia se informa que “no se estima conveniente la participación de Cadetes y Aspirantes de los Institutos de Formación por los riesgos a los que estarían sometidos, que no corresponde a esta tapa de su formación”.

El día 19 de Junio del año 2014 recibimos una correspondencia de la Coordinadora del Área Institucional de la Dirección de Gestión y Correspondencia del Gobierno de la República de Chile Sra. Carmen Lopez M., quien nos informa sobre la recepción de nuestra correspondencia del día 22 de Marzo dirigida a la Presidenta de la República Sra. Michelle Bachelet Jeria vinculada con nuestra solicitud de traslado hasta el Glaciar Roncagli; y nos informa que se ha solicitado al Gabinete del señor Ministro de Defensa tome conocimiento de lo expuesto y nos brinde una respuesta directa a nuestro requerimiento en el marco de sus facultades y competencias.

Dicha correspondencia fue respondida por la Comisión de Familiares el día 25 de Julio, donde le agradecemos su informe y le comunicamos que el Ministerio de Defensa de la República Argentina ya se encuentra también abocado al mismo tema, y que quedábamos con la esperanza de poder despedir el próximo año a nuestros familiares –

El día 16 de Julio del año 2014 la Comisión de Familiares le presentó una nota al Señor Jefe de Gabinete del Ministerio de Defensa Agr. Sergio Rossi, solicitándole diversos requerimientos para realizar nuestra Ceremonia de Despedida, conjunta con el Gobierno de la República de Chile, con la mayor corrección.

El día 1 de Septiembre nuestra Comisión de Familiares recibió una correspondencia del Jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea de Chile, General de Aviación Don Jorge Robles Mella.

“En atención a lo señalado en su carta de fecha 22 de Marzo 2014, a través de la cual la Comisión de Familiares por la Identidad de los Tripulantes del Avión FAA Avro Lincoln B-019, solicita a la Señora Presidenta de la República de Chile el apoyo para el traslado de determinadas personas hasta el sitio en que se encuentran los restos del citado avión, me dirijo a Usted para referirle que por instrucciones de la Presidencia de la República, la Fuerza Aérea de Chile asumirá la iniciativa de apoyar su requerimiento, lo que podría materializarse durante el transcurso del año 2015 //.

// Consecuente con lo anterior, informo a Ud. que la Institución se encuentra desarrollando la planificación al Glaciar Roncagli en Tierra del Fuego. De tal forma, que las coordinaciones de detalle respecto de la citada operación, serán efectuadas desde el Estado Mayor General de la Fuerza Aérea de Chile directamente con su persona, en su condición de representante de la Comisión de Familiares, una vez que se de término al análisis operacional en comento.”

Esta correspondencia fue de inmediato respondida por nuestra Comisión de Familiares en agradecimiento al gentil ofrecimiento que nos brindaran, poniéndonos en contacto con el Estado Mayor General de la Fuerza Aérea de Chile a fin de coordinar las operaciones para nuestro traslado al glaciar –

El día 15 de Septiembre del año 2014, nuestra Comisión de Familiares recibió una correspondencia del Jefe de Gabinete del Ministerio de Defensa Agr. Sergio A. Rossi, vinculada con nuestra solicitud a la Presidencia de la Nación para el traslado al Glaciar Roncagli, informándonos al respecto de lo acordado con la República de Chile para el viaje de reconocimiento y homenaje en el Glaciar Roncagli; al comentarnos que:

“en la última reunión del Comité Permanente de Seguridad Argentino-Chileno (COMPERSEG), en ocasión de definirse la Agenda Binacional conmemorativa a 30 años de la firma del Tratado de Paz y Amistad, se acordó el traslado de los familiares de acuerdo a la solicitud que realizaran, comprometiendo medios disponibles de ambos Estados hasta la zona del siniestro. Este Ministerio de Defensa trasladará, desde la Ciudad de Buenos Aires hasta Usuhaia, hasta 15 familiares, quienes serán en esta última ciudad embarcados en un buque de la Armada Argentina hasta la Ciudad de Punta Arenas. Desde allí, la Armada de Chile los acercará al Glaciar Roncagli, hasta la zona más cercana posible, dependiendo de las condiciones meteorológicas. Una vez ubicados allí, podrán realizar el homenaje a los tripulantes del avión siniestrado”

Ante tal particular situación de haber recibido en el mismo período de tiempo dos propuestas Oficiales diferentes para nuestro traslado al Glaciar Roncagli, la Comisión de Familiares por la Identidad de los Tripulantes del Avión FAA AVRO LINCOLN B-019 evaluó concienzudamente la situación, diferenciando el contenido y forma de ambas y amables propuestas, considerando el hecho de que desde la Fuerza Aérea de Chile se proponía el trato directo con nuestra Comisión de Familiares a fin de coordinar nuestro traslado al glaciar; y el ofrecimiento dado por el Ministerio de Defensa de la República Argentina consistía en nuestro traslado al Glaciar Roncagli efectuado en forma conjunta entre los Gobiernos de Chile y Argentina, y en conmemoración a los 30 años de la firma del Tratado de Paz y Amistad, oportunamente promovido por Papa Juan Pablo II.

Sin menoscabar en absoluto el gentil ofrecimiento para nuestro transporte planteado por la Fuerza Aérea de Chile en trato directo con la Comisión de Familiares, nuestra determinación fue la de aceptar nuestro traslado al Glaciar Roncagli a realizarse en forma conjunta entre los Gobiernos de las Repúblicas de Chile y Argentina.

Fundamos esta determinación, atentos a que en su momento, el día 22 de Marzo del año 1950, el avión FAA AVRO LINCOLN B-019 partió en Misión Oficial, en y por actos de servicio, a fin de cumplir con un vuelo de reconocimiento entre las Ciudades de Río Gallegos y Usuhaia, por cuanto el fallecimiento y actitud de duelo a sus tripulantes, debía sostenerse y honrarse en el mismo marco Institucional.

En otro orden, comprendimos que la intención de los Gobiernos de Chile y Argentina de fundar el desarrollo del homenaje en el marco del Tratado de Paz y Amistad celebrado 30 años por ambos países, condecía con la intención expuesta en una de las plaquetas ubicadas en la Cruz que localizaríamos en la morrena del Glaciar Roncagli, cuyo texto dice: “Los familiares de los aviadores del avión FAA AVRO LINCOLN B-019, honramos su fallecimiento, en Ofrenda de Paz y Hermandad con el Pueblo Chileno”.

El día 13 de Noviembre del año 2014 nuestra Comisión de Familiares le envió una correspondencia a la Presidenta de la República de Chile Sra. Michelle Bachelet Jeria, agradeciéndole su gentil ofrecimiento de transportarnos al Glaciar Roncagli en trato directo con la Fuerza Aérea de Chile, e informándole sobre nuestra determinación de canalizar tal traslado en forma conjunta con los países de Chile y Argentina; ya por la condición Institucional que cumplía el avión FAA AVRO LINCOLN B-019 en el momento del accidente, y a la vez que para acompañar el marco de Paz y Amistad entre los países de Chile y Argentina que fundaba nuestra Ceremonia de Despedida a los tripulantes del avión.

El mismo tenor de correspondencia le fue a la vez dirigido al Ministro de Defensa de la República de Chile Don Jorge Burgos, y también al Señor Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea Argentina Brigadier Jorge Robles Mella; quien este último nos respondiera una complaciente carta acusando recibo de nuestra solicitud de desafectar a la Fuerza Aérea de Chile en nuestro traslado al Glaciar Roncagli, y “formulando sinceros votos porque puedan culminar a su plena satisfacción esta cruzada de recordación a sus seres queridos”.

El mismo día 13 de Noviembre del año 2014 nuestra Comisión de Familiares informó por correspondencia al Jefe de Gabinete de la Subsecretaría de Asuntos Internacionales de la Defensa Lic. Luis Seara sobre la desafección de la Fuerza Aérea de Chile en los trámites para nuestro traslado al Glaciar Roncagli; aceptando el ofrecimiento que el día 14 de Septiembre pasado nos realizara el jefe de Gabinete Agr. Sergio Rossi de ser trasladados en forma oficial y conjunta por los Gobiernos de Chile y Argentina; y a la vez que le solicitamos para que pueda enviarnos a la mayor brevedad el plan de acción para nuestro traslado al Glaciar Roncagli.

A principios del mes de Diciembre nuestra Comisión de Familiares se reunió en el Ministerio de Defensa con el Lic. Luis Seara y con el Subsecretario de Asuntos para la Defensa Dr. Roberto de Luise, a fin de consultarles sobre las gestiones para nuestro traslado al glaciar, quienes nos informaron que para tal debían por el momento de aguardar la propuesta que el Gobierno de Chile realizara al respecto.

A partir de ese momento nuestra Comisión de Familiares se comunicó innumerables veces con el Ministerio de Defensa en procura de que nos determinen la fecha y nos informen las características para nuestro viaje al glaciar, sin recibir resultado alguno. Con fundamento, presumíamos un nuevo fracaso al respecto de concretar nuestra Ceremonia de Despedida durante el verano del año 2015, mediante la participación conjunta de los Gobiernos de Chile y Argentina.

El día 18 de Febrero del año 2015 nuestra Comisión de Familiares recibió una carta del Subsecretario de Asuntos Internacionales de la Defensa Dr. Roberto De Luise, remitiéndonos una copia de la nota que el día 16 de Febrero le enviara el Subsecretario de Defensa de la República de Chile, Señor Marcos Robledo Hocker, en la cual detalla aspectos de la Ceremonia a realizarse; solicitando a nuestra Comisión la conformidad de la misma para la prosecución del trámite presupuestario.

La nota en cuestión, luego de tratar diversos asuntos presupuestarios, delegaba a la Armada de Chile la organización del homenaje a las víctimas del avión FAA AVRO LINCOLN B-019; proponiendo su realización a bordo de uno de sus buques, e informando que debido a las condiciones geográficas del área, “no es posible el desembarco de personas a tierra”.

El día 2 de Marzo del año 2015, nuestra Comisión de Familiares le respondió al Dr. Roberto De Luise los siguientes conceptos vinculados con la nota enviada por el Subsecretario de Defensa de la República de Chile:

a. Celebramos y acompañamos la propuesta del Gobierno de la República Chile de disponer de un buque de la Armada de Chile a fin de homenajear a los tripulantes del avión de la Fuerza Aérea Argentina, fallecidos en el accidente de aviación acontecido sobre el Territorio Chileno de Tierra del Fuego, acción a desarrollar en forma conjunta con el Gobierno de la República Argentina. Nos congratula que dicha celebración sirva para el afianzamiento del Tratado de Paz que treinta años atrás fuera promovido por el Papa Juan Pablo II entre Chile y Argentina. (Por el momento, dicho Homenaje no fue concretado).

b. Le informamos que a partir del próximo día 13 de Marzo y hasta el día 19 de Marzo del año 2015, la Comisión de Familiares se trasladará por propia determinación y en forma particular hasta el sitio del accidente del avión en el Glaciar Roncagli en Tierra del Fuego, lugar donde realizaremos nuestra Ceremonia de Despedida a nuestros familiares con la instalación de una Cruz y el rezo por la Paz de los nuestros.

c. El próximo día 22 de Marzo del año 2015 – cumplidos justo entonces sesenta y cinco años del accidente del avión – la Comisión de Familiares organizará un Acto de Homenaje a los once tripulantes fallecidos y aún desaparecidos, a concretarse en la V Brigada Aérea de Villa Reynolds en la Provincia de San Luis a partir de las 10,30hs; motivo por el cual le solicitamos pueda cursar su permiso al respecto al Jefe de la V Brigada Aérea de Villa Reynolds, Brigadier Andrés Belloq.

La Comisión de Familiares invita a través de esta presentación a la asistencia del Ministerio de Defensa a dicho Acto de Homenaje; y le solicita por su intermedio para que pueda trasladar nuestra invitación dirigida a las Fuerzas Armadas de nuestro país; brindando especial mención en el invite a los camaradas del Cuerpo de Oficiales, Suboficiales y personal retirado de la Fuerza Aérea Argentina”.

Síntesis del desarrollo de la Ceremonia de Despedida en el Glaciar Roncagli

La Ceremonia de Despedida organizada por la Comisión de Familiares en la morrena del Glaciar Roncagli fue realizada con suma corrección. Con la precisa y solícita colaboración de diversos ciudadanos chilenos de la ciudad de Porvenir que nos guiaron hasta la morrena del Glaciar Roncagli, ubicamos allí una Cruz (donada por ellos mismos y bendecida por el Diácono de Porvenir) sobre la cual adherimos diversas plaquetas recordatorias de los tripulantes del avión FAA AVRO LINCOLN B-019, y también junto a la cual sepultamos en representación de todos los aviadores, el mismo resto óseo que años atrás fuera allí encontrado por los lugareños de Tierra del Fuego.

Nuestra sensación tras la emotiva Ceremonia de Despedida a nuestros familiares fue de sosiego. Por fin habíamos podido despedir y orar por su Paz, y en virtud de ofrendar su fallecimiento en pos de promover y sostener la Paz y Hermandad entre los pueblos de Chile y Argentina.

Desarrollo del Acto de Homenaje en la V Brigada Aérea de Villa Reynolds

El Acto de Homenaje a los tripulantes del avión FAA AVRO LINCOLN B-019 en la V Brigada Aérea de Villa Reynolds también fue cumplido con corrección. Durante su transcurso fue instalada una Cruz en Homenaje a los aviadores aún desaparecidos que fuera ubicada junto a un ya viejo avión AVRO LINCOLN B-016; Cruz réplica a la que fuera instalada en el Glaciar Roncagli, con las mismas plaquetas recordatorias y con la placa de identificación del B-019 que fuera encontrada en 1983.

En el mismo acto, y ya dirigidos a la Fuerza Aérea Argentina, distintos integrantes de la Comisión de Familiares le entregaron al Jefe de Guardia de la V Brigada Aérea de Villa Reynolds Teniente Ignacio Guinle, una urna de sepelio vacía (solo conteniendo piedras del Glaciar Roncagli), con la nómina de los once tripulantes del avión aún desaparecidos, y con la segunda plaqueta de identificación que fuera encontrada junto al mismo en el año 2012.

Junto con la urna, le fue entregada al Jefe de Guardia la nota original de una Exposición Judicial que el día 19 de Marzo del año 2015 la Comisión de Familiares presentara ante la Fiscalía del Poder Judicial de la República de Chile en la Ciudad de Punta Arenas mediante el Expediente Nº 1500269394-9; la cual fuera formulada con el fin de posibilitar la repatriación a nuestro país de probables restos de los tripulantes del avión accidentado en la Glaciar Roncagli en la República de Chile.

Principales fragmentos de la referida Exposición Judicial:

a. Ante el supuesto caso de que el poder Judicial de Punta Arenas recibiera alguna denuncia Oficial, Institucional o Ciudadana al respecto del encuentro de restos óseos ubicados junto al lugar del accidente del avión FAA AVRO LINCOLN B-019 en la morrena del Glaciar Roncagli del Territorio Chileno de tierra del Fuego, solicitamos para que los mismos sean judicialmente constatados en el lugar del accidente, para ser luego investigada su antigüedad, que de corresponder a un aproximado cronológico de sesenta y cinco años atrás, tales restos óseos corresponderían por lógica a alguno de los tripulantes del avión, para ser luego repatriados a nuestro país por intermedio del Ministerio de Defensa de la República Argentina; organismo que junto a su par el //
// Ministerio de Defensa de la República de Chile y los Ministerios de Relaciones Exteriores de las Repúblicas de Chile y Argentina, se encuentran todos ellos informados y participados al respecto de la situación del avión FAA AVRO LINCOLN B-019, sus tripulantes aún desaparecidos, y la expresa intención aquí expresa por nuestra Comisión de Familiares.

b. Toda vez cumplida la misión anteriormente solicitada; pedimos para que los próximos restos humanos que pudieran ser encontrados en la morrena del Glaciar Roncagli, se permita que los mismos sean localizados junto a la Cruz que los familiares ubicáramos en el lugar, sin que fuera necesario investigar previamente su procedencia, y sin que fuera necesario tramitar su posterior repatriación a la República Argentina.

Una copia de la referida Exposición Judicial le fue luego también enviada al Subsecretario de Asuntos Internacionales de la Defensa del Ministerio de Defensa de la República Argentina Dr. Roberto De Luise, detallándole nuestra solicitud para que ante el caso de acontecer la referida repatriación de un resto de los tripulantes mediante la Fiscalía del Poder Judicial de Chile en Punta Arenas, pedimos para que dicho resto sea entregado a la Fuerza Aérea Argentina, solicitándole su ubicación final en el Panteón de Suboficiales de la Fuerza Aérea Argentina ubicado en la Ciudad de Villa Mercedes en la Provincia de San Luis, sin que fuera necesario determinar previamente su ADN a fin de investigar a cuál de los tripulantes del avión pertenece dicho resto óseo, esto atento a que la Comisión de Familiares acordó que el mismo representaría al total de los once aviadores fallecidos en el accidente.

Con los hechos dados en nuestra Ceremonia de Despedida en el Glaciar Roncagli; el Acto de Homenaje a los aviadores desaparecidos realizado en la V Brigada Aérea de Villa Reynolds en la Provincia de San Luis; y la Exposición Judicial efectuada en la Fiscalía del Poder Judicial de la República de Chile y entregada a la Fuerza Aérea Argentina con el fin de facilitarle las gestiones para la repatriación de sus camaradas de vuelo, nuestra “Comisión de Familiares por la Identidad de los Tripulantes del Avión FAA AVRO LINCOLN B-019” da por concluida su tarea específica al respecto.

Conclusiones

Como principal conclusión a nuestra tarea destacamos nuestra “sensación de sosiego” recibida tras celebrar la Ceremonia de Despedida a nuestros familiares en la morrena del Glaciar Roncagli. Por fin, y tras sesenta y cinco años de espera, pudimos despedir y orar por la Paz de nuestros familiares.

Pero también admitimos nuestro fracaso en la tarea pretendida de repatriar a nuestro país un resto de los tripulantes del avión accidentado, para que descanse en su propio terruño, y entre sus propios camaradas de la Fuerza Aérea Argentina. Pueda dicha Institución tome la posta de tal precisa iniciativa, estimamos ahora factible a través de la referida Exposición Judicial.

Al respecto de nuestro maravilloso y no menos arduo viaje al imponente Glaciar Roncagli, deseamos destacar y agradecer profundamente al Pueblo Chileno de Porvenir, dado su permanente y sentido acompañamiento en nuestra Ceremonia de Despedida – “Si hasta nos donaron la Cruz que instalamos en el glaciar…”

Muchas Gracias Don Eduardo Loncón, buen y generoso carpintero. Muchas Gracias al Diácono que Bendijo la Cruz, allí en su almacén de ramos generales de puerto Porvenir.

Muchas Gracias a Juan Bahamonde, su familia, y su equipo de hombres del mar fueguino que con suma presteza y dedicación nos llevaron hasta la morrena del Glaciar Roncagli. Enormes Gracias a Patricio Sepúlveda, quien allá por el 2012 encontrara junto al avión un resto óseo de nuestros familiares, el cual fue ahora por nosotros ubicado en Cristiana Sepultura junto a la Cruz ya integrada entre las piedras y los témpanos del Glaciar Roncagli.

Muchas Gracias a los Señores Branko Ivelic y Rodrigo Fuentes Milicich por su diligente y respetuosa actitud cuando encontraran los restos del avión en el 2009.

Muchas Gracias al Coronel de la Fuerza Aérea de Chile Don Walter Fornet Langerfeldt, quien allá por el 2010, y cuando cumplía funciones como Agregado de la Fuerza Aérea de Chile en la Embajada de la República de Chile en nuestro país, además de impulsar nuestra gestión para que los familiares pudiéramos realizar nuestra Ceremonia de Despedida en el Glaciar Roncagli, nos comentó sobre sus vuelos allá en el Sur, entre los cóndores y las tormentas espontáneas de Tierra del Fuego.

Muchas Gracias al Cuerpo de Montañistas de la Universidad de Magallanes, quienes en el mes de Marzo del 83, y en oportunidad de cruzar a lo ancho la Cordillera Darwin, encontraron el avión accidentado entre las grietas del Glaciar Roncagli tras desaparecer durante 33 años, luego de que un día 22 de Marzo de 1950 despegara en Misión Oficial de Reconocimiento entre las ciudades de Río Gallegos y Usuhaia.

Y Muchas Gracias al Cuerpo de Suboficiales de la Fuerza Aérea Argentina, por su permanente, sensible y solícita colaboración para con nuestra Comisión de Familiares.

Resaltamos por fin, y con nuestro mayor y fervoroso deseo de esperanza, que por siempre se cumpla la intención refleja en una de las plaquetas instaladas en la Cruz del Glaciar Roncagli, cuyo texto dice: “Los familiares de los aviadores del avión FAA AVRO LINCOLN B-019, honramos su fallecimiento, en Ofrenda de Paz y Hermandad con el Pueblo Chileno”. Nada mas absurdo que la guerra; mas aún cuando pudiera ser planteada entre Países Hermanos.

En representación de los Aviadores de la Fuerza Aérea Argentina: Capitán Bautista Faustino Mendioroz – Primer Teniente Raúl Juan Zarzuela – Tenientes Emilio Barrios; Marcos Carlos Modolo – Suboficiales Auxiliares José Enrique Marcuzzi; José Antonio Bianchi – Sargentos Adrián Enrique Heynen; Adelmo Carmen Amoroso; Hector Oscar Ibañez – Cabos Mayores Federico Nicolás Pacheco; Humberto Francisco Losardo.

COMISION DE FAMILIARES POR LA IDENTIDAD DE LOS TRIPULANTES DEL AVIÓN DE LA FUERZA AÉREA ARGENTINA – AVRO LINCOLN B-019
https://avrolincolnb019.wordpress.com

* Todos los informes oficiales, correspondencias y correos electrónicos testimoniales que fueron detallados en la presente Reseña Histórica, junto con fotografías vinculadas a la Ceremonia de Despedida en el Glaciar Roncagli, y el Acto de Homenaje realizado en la V Brigada Aérea de Villa Reynolds, pueden ser solicitados a través del correo electrónico: unopatun@rnonline.com.ar

 

65 AÑOS PERDIDO

Posted in Actividades, De Guito on Sábado 18 de abril 2015 by avrolincolnb019

(por Santiago Marcuzzi)

El 22 de marzo de 1950, hace ya 65 años, 3 aviones Avro Lincoln de la base aérea de Villa Reynolds, realizaban un vuelo, ordenado por la superioridad, entre Rio Gallegos y Ushuaia. Durante el vuelo un fuerte temporal de nieve con vientos de más de 200 km/hs. los sorprende quedando a la deriva. Dos de ellos pudieron regresar pero el tercero desapareció dando su última posición, el lago Fagnano. Inútiles fueron todos los esfuerzos realizados para dar con el paradero de esta máquina pasando a formar parte de casi una leyenda dentro de la Aeronáutica Argentina. El avión era el Avro Lincoln B-019 integrante de una flota de bombarderos pesados que la Argentina compró a Inglaterra después de la segunda guerra mundial con la tecnología que en esos años se podía pretender. En el avión iban 11 tripulantes, de los cuales uno era Sanjuanino, el sub-oficial José Enrique Marcuzzi.

Este hecho quedó en el silencio durante muchos años hasta que en 1983 una noticia sin mucha resonancia daba cuenta que una expedición de la Universidad de Magallanes de Chile había encontrado en la Cordillera Darwin de aquel país, restos que más tarde se confirmó que eran de ese avión Argentino. En esa oportunidad no se encontraron restos humanos, tomando conocimiento de esto las Fuerzas Aéreas de Chile y Argentina.

El 16 de marzo del 2009, una expedición de unos andinistas chilenos, encuentran en la morrena de un glaciar del Fiordo Parry, distintas partes del Avro Lincoln B-019 accidentado y también diversos restos óseos en principio de sus tripulantes. Este hecho se ubicó en el extremo sur oeste de la Isla Grande de Tierra del Fuego en territorio Chileno. El descubrimiento fue reconocido por la Fuerza Aérea Chilena y comunicado a su par Argentino.

Aquí comienza para los que somos los parientes directos de los tripulantes del avión, una esperanza concreta de reencontrar algo de nuestros seres queridos.

Este hallazgo nos lleva a agruparnos en una comisión de familiares con el objeto de estrechar vínculos y aprobar gestiones iniciadas en abril del 2009 ante autoridades Argentinas y Chilenas con el objeto de repatriar los restos de nuestros familiares accidentados en el avión.

Desde la comisión de familiares y durante los años transcurridos, se redactaron más de cien notas y se realizaron arduas gestiones y entrevistas presentando todo tipo de documentación y fotografías ante los presidentes de Chile y Argentina, los jefes de las Fuerzas Aéreas de ambos países y los Ministros del Interior y de Relaciones Exteriores de Argentina.

Pasaron los años desde que comenzamos a realizar estas gestiones sin obtener respuestas concretas a nuestros pedidos. Estos nos preocupaba, ya que hemos aportado ideas y documentación y nos costaba creer que aspectos burocráticos o quizás de diferencias políticas, pudieran ser más fuertes que una solicitud fundada en el respeto por los derechos humanos. Todo esto por querer reencontrarnos con algo que nos pertenece como son nuestros familiares fallecidos en cumplimiento del deber y miembros activos de la Fuerza Aérea Argentina, quienes en 1950 eran pioneros al servicio de su Patria.

Se cierra una historia
A mediados de marzo de este año, algunos de los familiares de los tripulantes del avión pudieron concretar el anhelo de todos, trasladarse hasta el lugar del accidente para rendir un homenaje póstumo a nuestros familiares.

Homenaje en Tierra del Fuego - marzo 2015

Homenaje en Tierra del Fuego – marzo 2015

Para llegar al sitio donde se encontraban los restos, se contó con la colaboración de baqueanos del lugar quienes aportaron la logística, material necesario y embarcaciones. En el lugar se colocó una cruz con placas que testimonian el homenaje de familiares e Instituciones varias. Se concluyó el acto elevando oraciones por las almas de los difuntos.

El 22 de marzo pasado, aniversario del accidente, se realizó un homenaje póstumo para despedir los restos de nuestros familiares. El lugar fue la 5ta Brigada Aérea con asiento en Villa Reynolds de San Luis. A este emotivo acto asistieron familiares de los 11 tripulantes del avión llegados de distintas provincias Argentinas, amigos, camaradas, el capellán de la base y una formación de personal de la misma.

Homenaje en Villa Reynolds - marzo 2015

Homenaje en Villa Reynolds – marzo 2015

El acto se realizó en el parque de la base aérea frente a un avión gemelo del caído en el sur, expuesto como recuerdo a los mismos.

Durante la ceremonia se entregó en custodia a miembros de la base, una urna conteniendo restos de la tragedia y se descubrió una gran cruz con plaquetas adheridas que testimonian el homenaje. El capellán de la base bendijo estos objetos y rezó un responso por el alma de los caídos.

Luego de palabras alusivas por parte del Sr. Elvio Mendioroz, hijo del piloto del avión caído, se realizó un minuto de silencio con el toque de clarín por parte de un miembro de la base.

Queda así cerrado un hito histórico de nuestra aviación militar, desconocido hoy no solo por las nuevas generaciones, sino también olvidado por quienes tendrían que dar hoy una respuesta concreta a los familiares de los tripulantes y a toda la sociedad. Una acción de honor a quienes quedaron sepultados en los hielos eternos de nuestra hermana República de Chile cumpliendo con un patriótico deber

 
 

Santiago Marcuzzi
Hermano del suboficial José Enrique Marcuzzi
Tripulante del Avro Lincoln B-019
 
 
(Publicado también en Diario de Cuyo)